En apenas 1 km2, encontramos una antigua hostería, un convento, un museo de arte, y varias plazuelas que enamoraron a Zorrilla y contribuyeron a gestar, para disfrute de todos, el drama universal de Don Juan Tenorio. Nos encontramos en el alma de la Sevilla milenaria, el barrio de Santa Cruz, y en un mismo paseo podrá disfrutar de elementos ajenos a la obra del calibre del Real Alcázar de Sevilla, el Archivo de Indias, la Real Maestranza, la Torre del Oro o la Catedral de Sevilla. Tanto de día como de noche, les animamos a disfrutar de este ameno paseo a orillas del Guadalquivir que enamoró al propio Don Juan.